domingo, 13 de noviembre de 2011

CONTAMINACION DEL AGUA

Los ríos, lagos y mares recogen, desde tiempos inmemoriales, las basuras producidas por la actividad humana. 
El ciclo natural del agua tiene una gran capacidad de purificación.Pero esta misma facilidad de regeneración del agua, y su aparente abundancia, hace que sea el vertedero habitual en el que arrojamos los residuos producidos por nuestras actividades. Pesticidas, desechos químicos, metales pesados, residuos radiactivos, etc., se encuentran, en cantidades mayores o menores, al analizar las aguas de los más remotos lugares del mundo. Muchas aguas están contaminadas hasta el punto de hacerlas peligrosas para la salud humana, y dañinas para la vida. Primero fueron los ríos, las zonas portuarias de las grandes ciudades y las zonas industriales las que se convirtieron en sucias cloacas, cargadas de productos químicos, espumas y toda clase de contaminantes. Con la industrialización y el desarrollo económico este problema se ha ido trasladando a los países en vías de desarrollo, a la vez que en los países desarrollados se producían importantes mejoras.

En general, se habla de tres tipos básicos de contaminación del agua:
  • Contaminaciones físicas (térmica, radioisótopos y por residuos sólidos), químicas (hidrocarburos, detergentes, plásticos, pesticidas, metales pesados, derivados del azufre y del nitrógeno, etc),
  • Contaminaciones biológicas (bacterias, hongos, virus, parásitos mayores, introducción de flora y fauna extraña).
  • Entre los factores que generan contaminación y caracterizan a la civilización industrial están: el crecimiento de la producción y el consumo excesivo de materia prima y energía, el crecimiento industrial; el crecimiento de la circulación vial, aérea y acuática, y el crecimiento de la cantidad de basura y desechos que se generan y/o se incineran. 
El sumidero tradicional de los contaminantes del agua han sido los mares y los ríos. Ambos han sido usados tradicionalmente como medio de evacuación de los desperdicios humanos ya que los ciclos biológicos del agua aseguran la reabsorción de dichos desperdicios orgánicos reciclables. Al sobrepasarse esta capacidad de absorción, se observan las aguas contaminadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada